Corazón de inmigrante

Adiós desde lo lejos

Estar fuera de nuestro país es todo un reto, y mucho más cuando recibimos la noticia de que un ser amado se va de esta vida... Leer más>>

Estar fuera de nuestro país es todo un reto, y mucho más cuando recibimos la noticia de que un ser amado se va de esta vida y no puedas estar cerca de tus seres queridos para pasar ese trago amargo, en ese momento tienes una tormenta de sentimientos indescriptibles de tristeza, dolor y todo aquello que te pase por la mente, lo cual es totalmente normal. ¿Cómo hacer para quitar ese dolor en tu pecho?, ¿como superar esa situación?, ¿de qué manera suavizar o canalizar la situación? te sientes como “pajarito en grama” sin saber qué hacer, a donde ir. Entonces decidí buscar maneras de cómo sobrellevar este torbellino interno, no se trata de una receta o fórmula mágica, sin embargo lo que hice me apoyó.

Una de las vías es drenar, liberar esas emociones, “darle tiempo al tiempo”, vivir el duelo es sumamente importante para sanar.

Te dejo algunos tips que recogí de mi investigación en otros artículos y experiencias similares de como despedir a ese ser amado:

– Ceremonia de Despedida

Las ceremonias religiosas son un comienzo de desahogo para el doliente, la ejecución dependerá de la creencia de la persona y del vínculo que haya tenido con ese ser amado, importante es no dejar de hacer algo, por que de esto dependerá el comienzo de la sanación y tranquilidad espiritual, esto debido a que vamos cerrando ciclos que han quedado pendiente entre ambos.

-Despídelo en un lugar que te recuerde su esencia

Puede ser un lugar parecido a donde ese ser amado vivía su pasión o donde disfrutaba estar siempre. Puedes tomar varias fotografías y escoger una con el cual lo honrarás.

Por ejemplo yo fui a un estadio de béisbol cerca de mi casa y me senté en las gradas para tomarme un tiempo en visualizarlo a él en lo que le gustaba, en aquello que lo llenaba de pasión y alegría, para así de alguna manera recordar su esencia y a su vez conectarnos con ella y decir ese adiós que es tan necesario.

-Suelta globos de helio

Escribe en el globo o en una hoja ese mensaje que tanto anhelabas decirle, encuentra esas palabras guardadas que querías decir a ese ser amado y que de alguna manera no lo hiciste, esto permitirá que fluya ese sentimiento y puedas drenar, eso apoyará en sanar.

-Escribe 2 Cartas

La primera carta es agradeciendo todo lo vivido, lo importante que fue para ti, reconocerlo en esas formas de ser que tanto te gustaron de esa persona.

En lo particular yo le agradecí el apoyo incondicional en mi vida, por potenciar esos valores de familia, por su perseverancia, amor al prójimo sin esperar nada a cambio. Entre otras cosas, es sumamente importante culminar esa carta con preguntas a esa persona, por ejemplo:

¿Cómo te gustaría que continuara la vida sin ti?
¿Qué crees que debo seguir potenciando en mi vida?
¿Cómo te gustaría verme?

Luego, debes escribir la segunda carta donde responderás todas esas preguntas, colocándote en lugar de ese ser amado que ha muerto, todo este proceso apoyará la sanación, al igual que dibujar, hacer poesía, permite expresar todo aquello que sientes y ayuda a cerrar ciclos.

-El duelo y las redes sociales

Este punto es sumamente importante, dependiendo de la parte del mundo donde estemos, sabemos que las culturas cambian y en ese momento quieres sentir a tu gente. Las redes sociales permiten que en la distancia nos acompañen en el duelo esos seres queridos que tanto amamos, recibir esas palabras de consuelo dan aliento y confort.

En estos momentos es mejor enfocarse en esa pérdida ya que el tiempo será tu mejor aliado y poco a poco te iras nutriendo de nuevos intereses y amistades. No te presiones, sin prisa pero sin pausa en el duelo, sólo tu sabrás cuando conectar con el entorno.

P.D. Dedicado a Luis González.
Los recuerdos son de agua …
y a veces nos salen por los ojos.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Versión digital

En Video

¿Buscando entrenar? Te brindamos algunos consejos que te ayudarán con el proceso