Bienestar

¡Con 9 dólares o menos!

Cuando dejas atrás tu país y te estás abriendo camino en uno nuevo, el presupuesto es importantísimo... Leer más>> 

Cuando dejas atrás tu país y te estás abriendo camino en uno nuevo, el presupuesto es importantísimo. Aquí en Miami, la plata rinde poco, por eso hay que cuidarla muchísimo. Te damos unos tips para que cocines para una familia de 4 personas, por menos de nueve dólares. Si, leíste bien

Cuidar cada centavo que nos traemos cuando emigramos o que nos ganamos al empezar una nueva vida en otro país, es verdaderamente vital. Pero tener el ojo sobre el presupuesto no quiere decir que tengamos que sacrificar un buen almuerzo ni su sabor. Entre las ventajas que tiene vivir en Estados Unidos está el hecho de que la variedad de ofertas en los supermercados abunda.

Copia bien estos tips y cocina para una familia de hasta 4 personas o 5 si hay niños, con 9 dólares o menos. Te parece raro? Claro, no estamos acostumbrados a hacerlo, pero ya verás que si es posible. Y lo mejor es que estos almuerzos son sanos, abundantes y deliciosos!

Elige dónde comprar

Este país está lleno de oportunidades, dos por uno, cupones y muchas ofertas. No te lances a hacer una gran compra en el primer supermercado que consigas. Te recomiendo que antes de hacer tu primera gran compra, hagas un tour por varios establecimientos y busques opciones de precios.

Yo siempre echo un vistazo en Publix (porque sus lleva 2 paga 1 son buenísimos), pero allí compro cuando hay este tipo de ofertas; en Walmart compro siempre el pescado, pollo, harina de maíz precocida y los productos de limpieza. No te pierdas Dollar Tree; allí encuentras montones de cosas por un solo dólar; desde cloro por galones hasta velones para los santos; pasando por cajitas de 6 helados de chocolate, una vasta variedad de galletas, adornos y mucha comida. Y después está mi mejor aliado. Aldi. Es una cadena de supermercados alemanes con los mejores precios que se puedan conseguir. Ah! Si me quiero dar un gustico, también nos sale, paso por Fresh Market y allí los mereyes con curri me hacen la vida feliz.

Cuando ya tengas ubicado dónde comprar, haz un mercado básico con cosas que vas a necesitar siempre. Este primer gasto te va a ayudar a lograr la meta de cocinar, cada día, con 9 dólares o menos.

Qué debe haber en ese primer mercado: Harina de trigo, sal, azúcar, aceite de oliva, aceite de canola o girasol, especias (tantas como puedas y te gusten, porque siempre las vas a usar. Que no falte la pimienta, nuez moscada, comino y páprika), sal gruesa con molinillo (marina o kosher, son las mejores), 1 caja de maicena, vinagre balsámico, vinagre blanco, jugo de limón, miel, ajonjolí o sésamo y pan rallado. No olvides kétchup, miel, mayonesa, un frasquito de mostaza de dijon, salsa inglesa y de soya e importantísimo, un aceite de canola o de girasol en spray.

Así mismo, debes hacer una compra semanal de tomates, cebolla, cilantro, albahaca, ajo (yo lo compro picadito en frasco). Esto no entra en el precio, porque son los básicos de siempre y los usarás para desayunos y cenas también.

Compra por menú

Con tu despensa apertrechada de cosas útiles y básicas (que no caras), prepárate para el diario. No vayas a la compra a la loca. Haz una lista con menú de cosas que quieras preparar y compra según eso. Por ejemplo, piensa qué puedes cocinar cada día y así te va a ir mejor. Compra 7 proteínas, 4 opciones de carbohidratos, vegetales y ensaladas pre-empacadas. Si tu familia es de bebidas con la comida, una buena lata de té instantáneo o una caja de bolsitas de tés de sabores te va a venir de perlas.

Saca la cuenta

Diviértete haciendo cálculos. Cada uno de tus almuerzos te debe costar 9 dólares o menos. Si cuesta más, tienes que cambiar algo hasta que lo consigas. Cuando te habitúes a sacar esta cuenta, luego te saldrá solito. Ojo, no quiero decir que de vez en cuando no hagas una cena de gala o un almuerzo de postín, claro que no; pero de que se puede comer sano y sabroso por poca plata y que tener esto como un norte para que tu presupuesto no se te vaya de las manos, no te quepa la menor duda.

Te doy un truco más, trata que lo más caro dentro de tus 9 dólares sea la proteína. Lo segundo en precio deben ser los vegetales. Deja la menor cantidad de dinero para el carbohidrato, eso no solo es una regla lógica, sino que te garantiza que estarás teniendo un almuerzo balanceado y sobre todo sano.

Una receta a modo de ejemplo para que arranques

No creas tu que comerás arroz con huevo frito. No señor. Aquí vamos a balancear y a degustar cosas bien buenas. Yo no pretendo enseñarte a cocinar, porque no soy chef. Lo que quiero hacer es darte ideas excelentes y variadas por muy poca plata.

Pero pon atención, te voy a poner al lado el precio de la cantidad que vamos a usar. Y lo hago así porque a veces debemos comprar una bolsa entera de cosas o una malla o una pieza y vamos a usar solo una fracción. Entonces, el precio que está al lado es de esa cantidad que lleva la receta.

No te voy a poner marcas, porque dependerá de ti. Yo compro la que esté mejor de precio según la cantidad en peso que traiga. Dicho esto, vamos allá.

Pastel de Pollo y plátano.

Total: $ 8,87
Ingredientes y precio:
¼ bolsa de 5 libras de plátanos pre-fritos. 1,85 (están en las neveras en Hispanic Food)
1 bandeja de pechugas de pollo. 3,75
½ bolsa de queso mozzarella de 1 libra 1,45
1 taza de leche 0,50
Aliños y un huevo de tu nevera. Maizena y especias de tu despensa

Guarnición:

Arroz y Tomates en ruedas
2 tazas de arroz 0,62
3 Tomates en rodajas, 0,70

Preparación:

Sancocha tu pollo con una cebolla y cilantro. Guarda ese consomé y refrigéralo que siempre sirve para sazonar. Mecha y guisa tu pollo como siempre lo has hecho.

Prepara una salsa bechamel con la leche y la maicena y no te olvides de ponerle mantequilla y nuez moscada recién molida.

Busca una tortera o refractario. Toma las piezas de plátano (generalmente vienen muy gruesas, rebánalas más finas) y velas acomodando en el molde que hayas elegido. Una vez que tengas una capa completa de plátanos, une el pollo mechado y guisado con la salsa bechamel y ponlo por encima de los plátanos para hacer otra capa. Bate el huevo y literalmente riégalo por encima de todo de manera que lo selle bien. Ponle la media bolsa de queso mozzarella y mételo en el horno por 20 minutos en 425 grados.

Sírvelo con arroz calientico y rebanadas de tomate con sal gruesa y aceite de oliva.

Te dejo mis redes:
@mininarevalop y la de mi agencia @imagen360pr

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Versión digital

En Video

¿Buscando entrenar? Te brindamos algunos consejos que te ayudarán con el proceso