Gastronomía del mundo

Hablemos de arepas

No existe un mayor símbolo venezolano que una “arepa” o un “joropo”, muchos son los turistas que visitan este país solo para probar este alimento característico de la nación caribeña... Leer más>>

La arepa es definida por lo general como una bolita de masa de maíz, aunque en la actualidad puede mezclarse con otros ingredientes o tubérculos (papa, plátanos, yuca, ocumo, ñame) y suele acompañar algunos platos o comidas.

No existe un mayor símbolo venezolano que una “arepa” o un “joropo”, muchos son los turistas que visitan este país solo para probar este alimento característico de la nación caribeña.

Pero este no es el único lugar donde se puede degustar, porque en su país vecino Colombia también es una costumbre deleitarse con este manjar, que suele enamorar a más de uno.

Lo cierto es que este alimento o acompañante proviene de la cultura indígena que comparten Venezuela y Colombia, muchos años atrás antes de la llegada de los conquistadores y de considerar ser países diferentes.

Pero estos no son los únicos países que comparten una comida parecida, pues en México preparan una masa de maíz o trigo, llamada “gorditas o tlacoyo”, que son rellenas en su interior con frijoles, chicharrón u otros ingredientes. Mientras en El Salvador comen pupusas elaboradas a base de maíz o arroz molido y acompañadas con diferentes contornos en su interior.
Hablar de las variedades de arepas es un tema amplio, pues existen de harina de maíz, de trigo, andinas o criollas, pero lo cierto es que todas varían por su toque gastronómico.

La mejor forma de describir la arepa de las venezolanos es a través de sus diferentes contornos y sus apodos característicos, como: “la reina pepiada” con aguacate y pollo; “la pelúa” de carne mechada y queso amarillo; “dominó” de caraota y queso; “catira” con pollo mechado y queso amarillo; “sifrina” con los ingredientes de la reina pepiada y queso amarillo; “perico” de huevos revueltos con tomate y cebolla picaditos; “pabellón” que ilustra el plato típico venezolano con caraotas negras, tajadas, carne mechada y queso duro rallado; “rompecolchón” con una mezcla de frutos del mar preparados a la vinagreta; “la tumbarancho” con mortadela, pasada por huevos y rellena con queso de mano y repollo; “la llanera” con carne en rodajas de tomate, aguacate y queso guayanés.

Para los venezolanos es un plato por sí solo. Además, en este país se pueden comer una variedad infinita de acompañantes como huevos de codorniz, chorizo, pernil, baba (carne de caimán pequeño), ensalada de papa, de atún o pollo, entre muchos otros.
Por su parte, en Colombia son más finitas, suelen acompañar otras comidas y su relleno va en la parte superior, donde las posibilidades son variadas.

Es increíble como en un bocado se puede exhibir la personalidad de los venezolanos, pues sí, ellos son multicolores, llamativos, elocuentes y alegres como sus arepas. Son una mezcla de sabor acompañado con un toque de diversión.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Versión digital

En Video

¿Buscando entrenar? Te brindamos algunos consejos que te ayudarán con el proceso