Política internacional

Entre la crisis y la solidaridad

La compleja situación política que atraviesa Venezuela ha venido en escalada desde la muerte del ex presidente Chávez. Desde 2013, y con la elección de Nicolás Maduro como presidente, la coyuntura política trastocó rápidamente lo social y lo económico, desencadenando una grave crisis que ha llevado a uno de los países más ricos del mundo a vivir bajo la más profunda penuria.

El pasado mes de abril, tras la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de atribuirse a si mismo funciones de la Asamblea Nacional, la situación se ha tornado cada vez más tensa y compleja. Las constantes manifestaciones de calle, los conflictos entre los Poderes Públicos y las denuncias y acciones internacionales que buscan solventar la situación, han sido parte de la complicada dinámica que han mantenido al país en jaque.

El 1° de mayo, en cadena de radio y televisión, el presidente Nicolás Maduro convocó a una Asamblea Nacional Constituyente con el objetivo de realizar una elección que le permitiera reformar las Constitución de 1999. El Consejo Nacional Electoral de dicha nación aprobó los comicios para el 30 de julio (2017).

Días previos a la votación la coyuntura migratoria tocó un nuevo pico. Miles de venezolanos tomaron la decisión de abandonar el país. Ante la crisis económica, la alternativa más viable fue avanzar por la frontera entre Colombia y Venezuela ubicada en el occidente del país. Cuatro días antes de la elección, según informó la prensa local de Táchira, funcionarios del SAIME (Servicio Administrativo de Identificación Migración y Extranjería) indicaron que aproximadamente 26.000 ciudadanos cruzaban diariamente la frontera; cifra confirmada por Christian Krüger, director de la oficina de identificación colombiana.

Entre colas interminables miles de ciudadanos esperaban para adelantar los trámites que les permitieran salir del país legalmente. Los venezolanos ven en la frontera Colombo-Venezolana ubicada en San Antonio de Táchira, una oportunidad de huir a países como Perú, Ecuador y Chile, con el objetivo de probar suerte.

En este sentido, Colombia no solo ha sido un país receptivo al tránsito de emigrantes venezolanos en su territorio, asimismo, durante años ha recibido e integrado a sus compatriotas en territorio colombiano; y en esta situación coyuntural no ha sido distinto, prueba de ello ha sido la muestra de respaldo de un grupo de colombianos que se han encargado de repartir alimentos a los venezolanos que llegan constantemente a Maicao.

El gobierno colombiano también ha mostrado su intención de colaborar fervientemente con la población venezolana e incluso ha hecho un llamado a la comunidad internacional para solventar la situación y unir esfuerzos para restituir el orden democrático en el país.

Asimismo, recientemente las senadoras colombianas Paola Holguín y María Fernanda Cabal, miembros del partido Centro Democrático, radicaron un proyecto de ley que pretende que se apruebe una visa a los ciudadanos venezolanos que se ven obligados abandonar el país por la grave crisis humanitaria.

Entre tanto, la situación parece no resolverse y nadie es capaz de determinar el porvenir. Sin embargo, sirva este artículo para agradecer a Colombia por su solidaridad con el pueblo venezolano. Especialmente, de parte de esta venezolana, quien con respeto y afecto gratifica los esfuerzos por colaborar y facilitar el apoyo en tan difíciles momentos. Gracias Colombia.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Versión digital

En Video

¿Buscando entrenar? Te brindamos algunos consejos que te ayudarán con el proceso