De interés

La tregua de navidad: Un pacto para repetir

Muchas son las palabras que solemos decir en referencia a nuestros deseos de navidad para nuestros familiares, amigos y conocidos. Unión, prosperidad, felicidad y paz, son algunas de ellas. Sin embargo, ¿hemos considerado el verdadero significado que poseen? ¿Demostramos a través de hechos la práctica de cada una? Hoy quiero contarte una historia que además de reflejar el verdadero sentido de la navidad y sus deseos, nos abre los ojos como humanidad y hermanos que somos. Nos encontremos en cualquier parte del mundo, tengamos la creencia que tengamos, no olvidemos nunca nuestra verdadera esencia como personas.

¿Te imaginas que la humanidad deje los prejuicios y comparta sin distinguir por creencias religiosas, políticas, raza y demás estereotipos impuestos en la sociedad? Debe ser el momento más hermoso que pueda existir, así puedo describir lo que sentí al saber sobre la llamada “Tregua de navidad”.

Viajemos al pasado, específicamente al 24 de diciembre de 1914, cuando continuaban los enfrentamientos de la Primera Guerra Mundial. Agotados, tropas alemanas y británicas luchaban estacionadas en el frente occidental, 103 años han pasado desde aquél momento, cuando en medio de la lucha, dieron un breve alto al fuego no oficial para compartir en esta fecha de unión, ¿increíble no?

Al canto del “Stille Nacht” conocido como “Noche de Paz”, las tropas alemanas decoraron sus trincheras. Por su parte, las tropas británicas no se quedaron atrás y respondieron al otro lado con el mismo villancico, pero en inglés.

El acto continuó con el intercambio a gritos de saludos de navidad, los unos a los otros. Luego, comenzaron a salir al campo de fuego para darse cordiales abrazos. Pero eso no fue todo, ya que además pequeños regalos fueron intercambiados, entre ellos whisky y cigarrillos mientras hablaban y mostraban fotografías de sus familiares. La tregua de navidad permitió además que ambas tropas se tomaran fotos y jugaran fútbol, hecho que al pasar el tiempo fue conmemorado por la UEFA con un monumento por el improvisado duelo futbolístico.

No cabe duda que la navidad es una fecha mundial llena de magia, que une no solo a familiares y amigos, sino a toda una humanidad, sin rencor, sin violencia, y sin juzgar pensamientos distintos. Repitamos estos momentos, llenos de respeto y solidaridad por nuestros hermanos.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Versión digital

En Video

¿Buscando entrenar? Te brindamos algunos consejos que te ayudarán con el proceso