El arte de inmigrar

Los buscadores

Todo somo Buscadores y si tenemos suerte, nunca dejaremos de buscar... Leer más>>

Todo somo Buscadores
y si tenemos suerte,
nunca dejaremos de buscar.

“Los buscadores que aún no saben muy bien lo que tienen que encontrar.

Qué Interesante paradoja… ¿verdad? ¿Cómo se puede estar inmerso en la búsqueda de algo que no se sabe de qué se trata? Pues aún hay algo mejor: No saben de qué se trata pero cuando lo encuentran… les cambia la vida.

He aquí la principal razón por la que la mayoría de los mortales nos convertimos en ese tipo de buscadores en algún momento: Todos sentimos un deseo muy fuerte de cambiar nuestra vida.

Y salimos a buscarlo todo… y nada a la vez. Lo buscamos todo porque sentimos un vacío tan grande en nuestro interior que todo parece caber dentro de nosotros. Sin embargo, nada parece ser suficiente para saciarnos y sanarnos. Nada allá afuera parece complacernos. Y sucede así porque lo que buscamos no está allá afuera sino más bien aquí dentro… de nosotros. Nos estamos buscando”.

Extracto del prólogo del libro de Paulo Coelho
El Alquimista.

Todos desde siempre y desde nunca hemos tenido la necesidad de buscar… de salir y de entrar de la realidad de nuestro momento de vida…

Así se crean las almas de inmigrantes, buscadores de algo más allá de lo conocido y de incluso lo que deseamos conocer.
Así se formó el inmigrante dentro de ti, así se inspiró Galileo y salió esa mañana a descubrir el ancho mundo cambiándolo con cada paso y con cada búsqueda.

Así de tu curiosidad por la vida, de tu necesidad de llenar el vacío de ser… de saber que mereces más y que eres capaz de crecer… así cuando el techo se te hace pequeño y necesitas salir a buscar.

Que tu vida está destinada a algo más grande… y ahí afuera esperando esta…

Si ya, el detonante del buscador de futuro se activó y ya estás aquí, del lado donde todo es nuevo, todo es diferente… Ya te convertiste en esa persona que soñabas de niño y seguro no recordabas que soñabas, aquí estas.

Esas cosas solo las saben nuestro niño interno ya que tiene años observándonos en silencio y como son la primera versión de nosotros mismos, su conocimiento es amplio, escúchalo.

Al contrario del adulto engreído y distraído que nos volvemos que olvida con frecuencia.

Tu búsqueda y sacrificios te trajeron hasta aquí, una nueva tierra, un país distinto, pero no ha terminado, solo está comenzando. No has llegado, solo diste el primer paso en el camino correcto, así que por favor, no dejes de buscar, no salgas a esconderte en el primer refugio que encuentres, la primera casa, el primer trabajo, si esa que el otro tu que se resiste a cambiar le encanta la ZDC (Zona de Confort).

Y es en ese momento que inconscientemente te vences, te auto derrotas creyéndote incapaz de encontrar más, de llegar más lejos, de sonar más alto y dejas de buscar, porque comparar criticar y victimizarte se vuelven más fácil.
Si es duro, estas llegando que crees, ¿qué sería más fácil que de dónde vienes?

El sendero del inmigrante es una cima de emociones, un zigzag de sueños y realidades, una aventura en cada momento, pero una aventura real de esas que hacen reír y también llorar.

Y tú, ¿sigues buscando? O por alguna razón ¿crees que no hay más para ti? ¿Qué no mereces más?
Sea cual sea el trabajo que tengas ahora, sea cual sea el momento que vives, es tu decisión si es una etapa o si te dejas cambiar por eso y te convierte en un derrotado.

Recuerda que el barco está seguro en el muelle, pero no fue hecho para estar ahí…

Dejar de pensar, dejar de mirar dentro de nosotros, desconectarnos y quedar suspendidos en un estado zombi, donde dejas de soñar, dejar de buscar y sobre todo dejas de merecer…

Dejar de Leer, es uno de los primeros síntomas de dejar de buscar… dejar de crecer, dejar de creer en los demás, esconderte como si todos están en tu contra. ¿Cómo vas a estar a la altura de un nuevo país si no estudias sus diferencias, si no lees su situación, si no tratas de comprenderlo?

Y sabes, no eres el único que emigró, no eres el único que le tocó difícil, tampoco eres el único con una historia, tampoco serás el último.

No notas que tus miedos son granos de arena en un mar de esperanza y que la piscina dónde estabas te quedó pequeña y saliste a navegar.

No te auto-derrotes, no te rindas, las fuerzas que te trajeron hasta aquí, se multiplican con cada sonrisa, así que lucha riéndote de tus miedos, como quien apunta a la luna que si falla, consigue una estrella…
Hay búsquedas sin sentido… hay búsqueda sin final… pero al final la búsqueda no tiene ningún sentido… que no sea buscar… no importa si encuentras un gran nada o un sin fín de todo has de encontrar… la búsqueda es búsqueda y es todo… siendo esta el motivo y también el final…

  • author's avatar

    Por: Manuel Perez

    Director Ejecutivo y fundador de Casabe Soul

    Original de Caracas, Venezuela

    Abogado, empresario, profesor, emprendedor desde niño, poeta de la vida, soñador con la firme convicción de que puede construir un mundo mejor comenzando con una sonrisa. Fotógrafo profesional de Pasión y Amante de la música (DJ). Actualmente inmigrante en los Estados Unidos y dedicado al mundo de la educación Online.

  • author's avatar

  • author's avatar

    Bailando al ritmo de inmigrante
    El arte de inmigrar

    Ver todos estos posts del autor

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Versión digital

En Video

¿Buscando entrenar? Te brindamos algunos consejos que te ayudarán con el proceso