Bienestar

Ulises: El síndrome que 20% de inmigrantes padecen y pocos conocen

Se le llama Ulises en referencia al héroe griego que padeció innumerables adversidades y peligros lejos de sus seres queridos

La corriente migratoria en el mundo genera cambios, nuevas experiencias y oportunidades que ha incidido en los millones de personas que han decidido asumir el reto de conocer otras fronteras y residenciarse en otro país.

Los especialistas han identificado cuadros sintomáticos relacionados con el estrés crónico, que son recurrentes en el 15% o 20% de los inmigrantes, a estas condiciones le han llamado Síndrome de Ulises o duelo migratorio extremo y surge de la sensación de fracaso ante el proceso migratorio, la lucha por la supervivencia y el miedo ante peligros físicos o a la detención y deportación del lugar al que llegó, explica la psicóloga venezolana, Mercedes Pérez Prato.

Se le llama Ulises en referencia al héroe griego que padeció innumerables adversidades y peligros lejos de sus seres queridos, indicó la asesora, y lo define como “el proceso por el que atraviesa todo inmigrante al migrar a un nuevo país. Es un proceso de reorganización en el cuál debe asimilar la pérdida y el individuo se adapta progresivamente a la nueva situación de vida. El duelo migratorio no solo lo sufre quien emigra, sino también los que se quedan”.

Este trastorno de estrés crónico genera tristeza, culpabilidad, desengaño, insomnio, migrañas, dolores de cabeza y de estómago, sensación de aislamiento, nerviosismo, falta de apetito o exceso en la ingestión, falta de concentración o fatiga crónica.

Los viajes arriesgados, el poco conocimiento del entorno, la distancia familiar, las dificultades para encontrar trabajo, las trabas para obtener los papeles y el rechazo de la sociedad para muchos inmigrantes, son algunos de las causas de este trastorno, según el Servicio de Atención Psicopatológica y Psicosocial a Inmigrantes y Refugiados (SAPPIR) de Barcelona.

Pérez Prato recomienda una serie de medidas para superar el duelo migratorio de la forma más positiva posible, sabiendo que la salud es el bienestar físico, social, psicológico y espiritual del individuo, el inmigrante debe procurar:

1.- Practicar una actividad física como rutina diaria de al menos 45 minutos a una hora, aunque sea caminar

2.-Tener una buena alimentación y bien balanceada, así como el descanso diario adecuado de 8 horas

3.- Procurar un lugar cómodo y agradable donde vivir acorde a sus necesidades

4.- Potenciar las emociones positivas en la cotidianidad como lo son: optimismo, buen humor, alegría, gratitud, paz, esperanza, amor, inspiración, admiración, y aceptación.

5.- Realizar actividades productivas que permitan el desarrollo profesional, a través del esfuerzo sostenido por desarrollar competencias para hacer realidad sueños y proyectos de vida, logros a nivel personal, académicos y laborales.

6.- Cultivar las relaciones sociales positivas en especial con personas nativas del país donde se emigra, buscando comprender sus costumbres, cultura, hábitos, forma de pensar y de actuar.

7.- Tener un proyecto de vida propio, por pequeño que sea, que le permita ir en busca de una meta y de la autorealización.

8.- Conexión afectiva con familia de origen y tejido de red de interrelaciones sociales en búsqueda de conservar el contacto con sus seres queridos y amigos de forma rutinaria.

9.- Establecer en lo posible redes de apoyo en el país donde se encuentre

10.- Mantener las costumbres y tradiciones de su país de origen, así como aceptar y realizar las propias del país donde se reside.

11.- Aceptar la nueva realidad y sacar el mejor provecho de ella en lo cultural, económico, laboral, educativo y personal.

12.- Agradecer, al país que nos acoge, por la oportunidad que nos brinda de crecer dentro de sus límites territoriales, acompañados de sus ciudadanos y compartiendo sus costumbres y cultura, brindando la posibilidad de crecimiento personal y profesional.

13.- Potenciar las fortalezas asociadas que nos permiten una mejor integración e interacción con el nuevo país: Inteligencia Emocional, Perdón, Creatividad, Perseverancia y Gratitud.

Para conocer más sobre este tema u otros pueden consultar a la psicóterapeuta Mercedes Pérez Prato, al correo: perezprato3@hotmail.com o al número +584143235137.

 

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Versión digital

En Video

¿Buscando entrenar? Te brindamos algunos consejos que te ayudarán con el proceso